Cómo relajar la tensión cervical automasaje esternocleidomastoideos escoliosis dorsal dextroconvexa

También produce rigidez. La tensión cervical impide que el movimiento funcione perfectamente. Probablemente no podrás girar el cuello con soltura, ni mover la espalda en toda su rotación. Si la tensión cervical es aguda puede que incluso los movimientos del brazo se vean afectados por la rigidez.

Otro de los síntomas asociados a la tensión cervical es el dolor de cabeza, que suele aparecer junto a mareos. Los nervios del cuello están presionados por la lesión y no permiten que la sangre fluya bien hacia la cabeza. Esto provoca que a menudo el paciente sienta un continuo dolor de cabeza e incluso que llegue a marearse. Esto último ocurre especialmente cuando cambias de postura o haces algún movimiento brusco.


Cuando la lesión cervical viene provocada por un traumatismo puede que el paciente sufra problemas de orientación o memoria a corto plazo. Es un síntoma que desaparece rápidamente cuando el traumatismo se va aliviando, pero es una clara señal de problemas en cuello y cabeza. Causas de la Tensión Cervical

Notamos rigidez en la nuca, dolor y dificultad para poder mover el cuello sobre todo girar la cabeza hacia cualquiera de los lados, obligándonos a girar todo el cuerpo. Esta rigidez además de provocar dolor en el cuello puede proyectarlo hacia la cabeza, hombros o brazos.

Los síntomas no suelen durar mucho tiempo, posiblemente en un par de días o una semana haya desaparecido, todo dependerá del grado de rigidez o de dolor, pudiendo ir desde un dolor moderado o molesto a un dolor verdaderamente incapacitante. Pero ¿cuáles son las causas que provocan esa rigidez de cuello o tensión cervical?, aunque es una dolencia de lo más habitual, algunas veces esa tensión cervical puede ocultar otros problemas.

En algunas ocasiones, el dolor puede ir acompañado por hormigueo o adormecimiento de estas extremidades, su síntomas pueden aparecer de forma repentina o como resultado de una evolución. Dolor de cuello que está relacionado con ciertas actividades o posturas

Se trata de un dolor de evolución lenta y está íntimamente relacionado con posturas o actividad en las que el cuello es uno de los principales perjudicados. Este dolor está causado por una estenosis de agujero cervical, que es un estrechamiento del canal medular donde los nervios suelen resultar pinzados o comprimidos.

Esta estenosis cervical provocará dolor en la misma zona cervical donde esté la dolencia pero también pude extenderse por los hombros o brazos. Dependiendo de que nervios se hayan visto presionados o pinzados y la intensidad del pinzamiento, el dolor podrá ser mas o menos intenso y el dolor se podrá irradiar más o menos.

Esta dolencia suele deberse al desgaste de las articulaciones facetarias o del cuello así como al estado de los bordes discales. La fisioterapia, inyecciones, antiinflamatorios, etc, serán los tratamientos más recomendados, en casos más extremos lo recomendable sería la cirugía. Dolor de brazo con falta de coordinación

La tensión cervical cuando va acompañada d e dolores en el brazo y falta de coordinación de movimientos, dificultades de motricidad y dolores con intermitencia pero punzantes, es un síntoma casi inequívoco de una hernia discal cervical, en su mayor parte provocada por una degeneración de las articulaciones que como consecuencia presionan la médula espinal.

Los síntomas parece permanecer estancados durante mucho tiempo, dando la sensación de no empeorar, pero estos períodos pueden intercalarse con otros en los que el empeoramiento es evidente, sufriendo mayores problemas de coordinación, para volver a periodos sin tensión ni dolor.

Los músculos esternocleidomastoideos, son músculos situados a los lados del cuello, más concretamente en la zona anterolateral, éstos se extienden por el esternón, clavícula y apófisis mastoides, que es la parte que se encuentra localizada detrás del pabellón auricular. Automasaje esternocleidomastoideos

Este tipo de masaje que nos podemos realizar nosotros mismos, se trata de masajear y estirar los músculos esternocleidomastoideos, este proceso es útil siempre que tengamos algún tipo de contractura en la zona cervical, una afección a la que muchas veces llamamos tortículis.

Para realizar este masaje necesitaremos ambas manos, con los dedos pinzaremos el vientre muscular, situado en el cuello y que tiene forma de cordón grueso. Cuando lo tengamos pinzado, realizaremos movimientos circulares a lo largo de todo el vientre muscular, aplicando distintas presiones.

Aunque con un automasaje esternocleidomastoideos puedes mejorar tus problemas de tensión cervical, lo mejor es que aprendas estos consejos para liberar tensión en hombros y cuello. Teniendo cuidado y tratando bien esta zona evitarás muchos problemas posteriores.

También te recomendamos que de vez en cuando vayas a algún masajista profesional que te ayude a liberar toda la tensión al 100% y te deje el cuello y la espalda como nuevos. Si puedes destinar una parte de tu presupuesto a esto verás como te encuentras mucho mejor. Piensa que igual que hay que dedicar tiempo y dinero a cuidar otras partes del cuerpo el cuello también lo necesita. Es una de las zonas claves para que el cuerpo esté sano y bien, por lo que debes verlo como una inversión y no como un gasto.

Para prevenir los problemas de tensión en hombros y cuello hay que mantener una buena posición a la hora de sentarse delante del ordenador o de la televisión. La espalda debe estar recta, formando un ángulo de 90º con las piernas, y estas a su vez formando otro ángulo de 90º en la rodilla.

Evita cargar con bolsos, maletas, o pesos similares con un solo brazo. Esto afectará al hombro y también al cuello. Siempre es mejor cargar con algo cruzado o ponértelo a la espalda. Incluso cogerlo con las dos manos es mejor que cargar con un único brazo produciendo una posible tensión cervical.