Dismetria cómo saber si una pierna es corta fisioterapia online escoliosis dorsolumbar tratamiento

Es muy habitual que en clínica muchos pacientes lleguen a la consulta con la afirmación “tengo una pierna más corta”; hayan o no sido diagnosticados con una dismetría. ¿Cómo saber si el caso que tratamos puede considerarse una verdadera pierna corta o se trata de una falsa pierna corta? Te explicamos todo en el siguiente artículo. ¿Qué es una dismetría verdadera y una dismetría falsa?

En primer lugar debemos entender cada concepto. Una verdadera dismetría o verdadera pierna corta es aquella provocada por una diferencia estructural en la longitud ósea entre las dos piernas del paciente. Es decir: existe una diferencia real entre la medición de los huesos de una pierna con respecto a la otra.


Por lo general, las dismetrías de 1 cm o más de diferencia entre una pierna y otra son las que generan lesiones. Para identificar que realmente existe una pierna más corta que la otra se requiere un estudio biomecánico de la marcha y del pie, y una vez determinada la existencia del problema y el grado de la diferencia se procede a prescribir la plantilla correcta de acuerdo a las mediciones, que el paciente deberá utilizar para corregir el problema.

Por otra parte, una falsa dismetría o falsa pierna corta es aquella donde no existe un compromiso estructural significativo, sino que el problema deriva de otras estructuras que al verse afectadas generan en apariencia una pierna más corta que la otra, sin embargo la longitud de los huesos es exactamente igual en ambas piernas. Éste tipo de dismetría es el más común. No se corrigen con plantillas, sino atacando la verdadera causa. ¿Cuáles son las causas por las que se originan las dismetrías verdaderas y las dismetrías falsas?

A continuación escribiré un protocolo de actuación para valorar una pierna corta. Esto está especialmente dirigido a los compañeros fisioterapeutas que estén interesados en el tema, lo dividimos en 4 pasos: Primer paso: búsqueda de problemas ascendente.

Es necesario revisar las estructuras de l parte inferior del cuerpo: tobillos, rodillas y cadera, especialmente las rodillas (si existe un varo o un valgo, o un flexo de rodilla en una pierna y en l otra no). En el caso de que se encuentre un problema en la observación de éstas estructuras es necesario seguir al segundo paso. De lo contrario, podemos ir directamente al tercer paso. Segundo paso: test de sedestación

• Si la pierna corta se modifica, casi siempre se iguala o casi se igualan. Tendremos que quitar primero esa información ya que es cadena ascendente, con lo que tendremos que mirar pies, rodillas, caderas, ilíacos (no el sacro) y columna lumbar. Trabajamos los hallazgos encontrados, que casi siempre serán del lado de la pierna corta. Hacemos caminar al paciente y volvemos al primer paso.

• Si el músculo piramidal es débil del lado de la pierna corta y fuerte del lado contrario o débil bilateral nos encontramos ante un problema de sacro, por lo que debemos trabajar el sacro y hacer caminar al paciente y volvemos al primer paso.

• Si encontramos todos los músculos fuertes, realizamos los mismos tests en bipedestación. Si encontramos todos fuertes el paciente tiene pierna corta anatómica bien adaptada, por lo que seguimos con el tratamiento. Si encontramos algún músculo se débil, nos encontramos ante una pierna corta anatómica mal adaptada, por lo que colocamos plantillas en la pierna corta (durante 3 meses) hasta que todos los músculos estén de nuevo fuertes; a los tres meses volvemos a testar y recomendamos al paciente que de 3-5 días antes del test retire el alza para confirmar que el cuerpo se ha adaptado. Seguramente si era mucho nos pedirá menos alza, y si era poca longitud tal vez no necesite mas.

En este vídeo nuestro colaborador Roberto Junquera te explica un protocolo de valoración de una dismetría verdadera, de acuerdo a la observación de las distintas estructuras de tu paciente en bipedestación, sedestación, decúbito supino, decúbito supino con flexión de cadera y rodilla a 90 grados y decúbito prono.