Hernia de disco y dolor neuropático dieta para radiografia de columna lumbosacra

Cuando estos nervios están pinzados, el flujo que mueven se bloquea y los nutrientes transportados dejan de fluir. Una vez que la membrana que los forma pierde su capacidad de transmisión, la fibra nerviosa puede acabar colapsándose, los músculos no pueden contraerse y la piel se sentirá entumecida.

Los síntomas de nervios pinzados en la parte baja de la espalda se sienten como si se extendieran por toda la pierna. Es lo que suele llamarse dolor reflejo. En ocasiones, un espasmo muscular en la espalda va unido a un nervio pinzado y puede ser doloroso. Cuando los nervios se pinzan, los síntomas suelen ser el adormecimiento y la debilidad, no necesariamente el dolor.

• Pinzamiento de nervio.


¿Qué ocurre cuando un paciente tiene un disco herniado? Que el disco no es doloroso en sí mismo, lo que produce dolor es el pinzamiento de un nervio, provocado por el desplazamiento del disco. Este tipo de dolor se llama radicular, y tiene su base en la raíz del nervio. Otra característica de este dolor que puede descender, desde la zona lumbar baja, hasta la pierna o desde el cuello a los brazos. Cuando el dolor intenso en la pierna procede de un pinzamiento de nervio, el término que se utiliza y que todos conocemos, es ciática.

Los buenos hábitos alimenticios y una dieta equilibrada, pueden contribuir a reducir los dolores y a prevenir molestias en el futuro, es importante que controlemos nuestro peso, y al peso adecuado hay que añadir la realización de actividades físicas de forma periódica.

Otro aspecto fundamental es el de la dieta balanceada, con alimentos saludables y complementada por suplementos nutricionales. La nutrición suele tener un papel preventivo y paliativo, que nos va a ayudar al tratamiento de los síntomas en conjunto con el resto de medidas médicas, posturales y de los fisioterapeutas. Todas estas medidas se van a dividir en dos grupos: el control de peso, evitando el sobrepeso y la obesidad y llevar una dieta antiinflamatoria y rica en antioxidantes.

Se ha demostrado la acción antiinflamatoria que tienen los ácidos grasos poliinsaturados Omega-3, que encontraremos sobre todo en los pescados azules y algunos frutos secos, como las nueces. El aceite de oliva virgen extra también aporta ácidos mono insaturados, muy saludables como efecto anti inflamatorio. ¿Qué ocurre con las grasas saturadas de la bollería y otros productos procesados? Que debemos ir eliminando su consumo, porque no aportan nada bueno para nuestro organismo.

Contra el llamado estrés inflamatorio también es efectivo el consumo de antioxidantes procedente de algunas verduras. Hay que destacar algunas vitaminas, como la vitamina A, C y E, así como algunos minerales como el Zinc y el Selenio. Junto a los productos frescos de origen vegetal, podemos encontrar estos nutrientes en complementos y suplementos alimenticios.

Como vemos, todos estos suplementos naturales, además de aportarnos una mejora en nuestra salud, sirven para tonificar, fortalecer y dar el soporte adecuado a vértebras, nervios, músculos, ligamentos, cartílagos, discos, tendones y a los tejidos con lesiones. Desde nuestra adolescencia necesitamos calcio, zinc, magnesio y boro. Si mantenemos las articulaciones sanas, vamos a reducir el riesgo de inflamaciones y sus dolores asociados.