Suplementos y tips para que tu hijo gane estatura rx de columna lumbosacra

• Embutidos, fritos y harinas refinadas: estos productos tienen la gran desventaja de que, además de no ofrecer ningún valor nutritivo, se van quedando pegados en las paredes intestinales, lo cual provoca que los nutrientes de los alimentos no se asimilen correctamente. La deficiente absorción de sustancias nutritivas se verá reflejada sin duda en la salud, estatura y desarrollo del organismo del niño o joven.

• Si tu hijo no está acostumbrado a estos alimentos, tendrás que empezar a acostumbrarlo poco a poco, tratando de hacer un cambio de dieta gradual. Por ejemplo, si está muy acostumbrado a tomar azúcar blanca puedes ir rebajando el número de cucharadas que utilizas para endulzar agua u otros alimentos.


Entre menos sea el niño, menos trabajo costara, pero sin duda puedes educar el paladar de tu hijo si tienes paciencia y esmero.

• Calcio: es uno de los minerales más importantes en el buen desarrollo de los niños, se encuentra en grandes proporciones en el cuerpo y es indispensable, entre otras cosas, para el crecimiento óptimo del cuerpo. Se cree que la leche de vaca es una gran fuente de calcio, pero las almendras, los vegetales cerdeoscuros, el amaranto, etc., también son ricas fuentes de calcio y con la ventaja de que estos alimentos, a diferencia de la leche de vaca, se asimilan mucho mejor y no causan empachos ni problemas de salud que a la larga causa la leche de vaca.

• Cítricos: las naranjas, limones, pomelo, mandarinas, etc., son frutas con alto contenido de vitamina C y antioxidantes benéficos para el buen desarrollo de huesos y sistemas. Ayuda a forma una proteína importante utilizada para producir la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos, además de que ayuda al mantenimiento y desarrollo de los cartílagos, huesos y dientes.

• Vitamina D: interviene en la correcta absorción de calcio y fósforo en el intestino, ayudando a depositarlos de forma correcta en huesos y dientes. Puedes encontrar esta vitamina en la yema de huevo, leche, yogurt, los aceites de hígado de pescado o sintetizarla mediante la exposición a la luz solar. Su carencia genera alteraciones o deficiente desarrollo óseo, así como trastornos dentales y alteraciones metabólicas. Su exceso provoca cefaleas u otros síntomas.

• Aminoácidos y proteínas: esenciales para el crecimiento, indispensables para el desarrollo de los tejidos finos, huesos del cartílago, músculos, etc. Hay aminoácidos que deben consumirse mediante los alimentos porque el cuerpo no los produce. Por lo tanto, se deben incluir los siguientes alimentos y suplementos en la dieta de los niños para asegurarse de que los requerimientos están cubiertos. Las algas marinas, la levadura de cerveza, el amaranto, los cereales integrales, la espelta, la soja, la quinoa, garbanzos y avena, maíz y lentejas, arroz y maní, etc.

Las condiciones climáticas como frío, calor, humedad, etc., son factores que influyen el crecimiento y desarrollo del niño. Sin embargo, las condiciones ambientales que favorecen el máximo desarrollo de los niños son la pureza del aire, el agua y condiciones las condiciones saludables de vida, como un ambiente relajado, armónico y creativo.

La columna vertebral es uno de los factores clave en la estatura de los niños. Para que un niño adquiera su máxima postura, es necesario que su columna este saludable, flexible y mantenga una postura adecuada. Para esto, nada mejor que el ejercicio y la corrección constante de la postura, de maneara que el niño se acostumbre a andar bien erguido. Un ejercicio muy bueno para esto es que el niño se cuelgue de alguna barra o aparato de gimnasia con sus brazos, de manera que con estos cargue todo su cuerpo y la columna se estire con frecuencia. Este ejercicio evitara que los niños se encorven. Ejercicio físico

Para ganar una altura máxima, nada mejor que una sangre bien oxigenada y unos huesos y músculos flexibles y saludables. Si la dieta es uno de los factores base para esto, el ejercicio es el complemento fundamental para que el niño crezca. Es necesario fomentar la actividad física, al menos tres o cuatro veces a la semana, el niño debe hacer mínimo una hora de ejercicio donde su respiración se acelere y sus músculos y huesos se fortalezcan. Correr, nadar, practicar basketbol son algunas opciones. También el niño puede realizar ejercicio mediante juegos como las escondidas, encantados u otros donde estén en constante actividad, pero siempre es recomendable que, además del juego, practiquen un deporte en forma donde lleven ejercicios de flexibilidad y elasticidad.