Tratamiento dolor lumbar dolor de espalda y cuello hernia discal lumbar tratamiento fisioterapia

Para el dolor de espalda baja que no ocupa cirugía, se requiere realizar ejercicios físicos para fortalecer la espalda, en conjunto con un plan de alimentación que te permita bajar de peso, con medicamentos analgésicos y relajantes musuclares para calmar el dolor.

Debes parar tus actividades diaria por unos días. Este punto es muy importante, si sigues con tus actividades diarias cualquier movimiento puede aumentar tu dolor y aumentar los días para tu recuperación. El descanso ayuda al tejido lesionado y a la ruta de los nervios a sanar. Sin embargo muchos días descanso pueden debilitar al músculo y prolongar tus días de recuperación. Los pacientes que no realizan los ejercicios correspondientes tienen más probabilidad de volver a sufrir otro ataque de dolor de espalda baja.


Paquetes de frío o calor.

Hay una gran cantidad de medicamentos para disminuir el dolor de espalda baja muchos se pueden comprar recetas, otros si ocupas recetas. Algunos disminuyen la inflamación lo cual ayuda a aliviar el dolor. Otros medicementos se encarga de bloquear la señal de dolor que viaja al cerebro. Cada medicamento tiene sus efectos secundarios, contraindicaciones e indicaciones específicas por lo cual es una decisión del médico cual medicamento elegir.

A nivel local y como método correctivo tu médico te indicará que utilices una faja además de realizar ejercicios para fortalecer los músculos del abdomen, pues se tata de ejercicios físicos que no te obliguen a movilizar la columna vertebral. Ejercicios para el dolor de espalda baja

El ejercicio es un punto muy importante en cualquier tratamiento del dolor de espalda baja. Ya sea que lo completes en casa o bajo la supervición de un profesional, como un terapeuta físico, quiropráctico, médico rehabilitador. El plan va a requerir 3 elemntos: ejercicios aeróbico, estiramientos y fortalecimiento.

Si te encuentras con sobrepeso, debes perder peso para disminuir la carga sobre la columna lumbar. Esta región soporta el peso del cuerpo, entre más sea tu peso más carga le das a la región. Si disminuyes tu peso, disminuyes la carga a la región lumbar y te recuperas más rápido. Te recomiendo la dieta cetógenica para perder peso sanamente y rápido. Ejercicio aeróbico de bajo impacto

Aparte de realizar ejercicios específicos para fortalecer la espalda debes realizar ejercicios aeróbicos de bajo impacto como caminar. Esto aumenta la oxigenación del tedijo lesionado para promover la recuperación del tejido afectado. Puedes nadar también o realizar algún ejercicio en el agua. Ajuste quiropráctico

Liberar estoroides en el área afectada es muy efectivo en reducir la inflamación del tejido afectado de la espalda baja. Los corticoesteroides no reparan los tejidos dañados, solo alivian el dolor para permitir al paciente sanar, moverse y ejercitarse. Son muy efectivos para calmar el dolor radicular secundario a una hernia discal lumbar. Cirugía para el dolor de espalda baja

Usualmente se recomienda cuando ninguno de los otros métodos no quirúrgicos para aliviar el dolor de espalda baja no han funcionado. Aún así la cirugía solo es decisión del paciente afectado, un especialista calificado, puede ser un neurocirujano o un traumatólogo especialista en columna, es el que explica al paciente los pros y los contros particulares en el caso del paciente.

La intervención quirúrgica se lleva a cabo con el objetivo de estabilizar la columna vertebral fijando las vértebras a partir de injertar hueso de otra zona del mismo paciente cuando los exámenes por imágenes no muestran mejoría o inclusive demuestran una degeneración debido a patologías como una fractura, un tumor o una infección, a partir de la cirugía se realiza una protección sobre las estructuras neurológicas.